¿Cuándo el desfibrilador decide no emitir una descarga?

Servicio de Cardioprotección DOC

instalacion de desfibriladores

¿Cuándo el desfibrilador decide no emitir una descarga?

Un desfibrilador nunca va a decidir emitir una descarga si la víctima no lo necesita.

Para desfibrilar un corazón es necesario tener un desfibrilador a mano que emita una descarga a tiempo.

Un desfibrilador es el dispositivo de uso no médico adaptado para que pueda pueda usarse por cualquier persona sin experiencia médica. Sea quien sea el interviniente reanimador y al margen de su formación en RCP, está dotado para que se pueda utilizar sin ningún tipo de supervisión.

Cada vez son más numerosas las noticias sobre que algún deportista ha sufrido una parada cardíaca.

Tener una vida saludable no nos exime de poder sufrir en algún momento una parada cardiorrespiratoria. Y más en los tiempos que vivimos. El estrés, la ansiedad y la incertidumbre predominan en nuestro día a día.

El miedo del uso del desfibrilador viene derivado del desconocimiento. Un desfibrilador nunca va a decidir emitir una descarga si la víctima no lo necesita.

Es por eso que hoy queremos clarificar algo que preocupa a la mayoría de la gente cuando hablamos del uso del desfibrilador.

No todos los desfibriladores son iguales, pero sí tienen las mismas funciones. Aquí te dejamos información: https://www.desfibrilador.com/modelos-y-tipos-de-desfibriladores/

Desfibrilador para emitir una descarga

¿Puedo hacerle daño a una persona al aplicarle la descarga?

El desfibrilador está preparado, sin margen de error, para que a través de los electrodos se realice un electrocardiograma cuando los colocamos en el cuerpo de la víctima y realice lo que se diría coloquialmente un escaneo de su corazón.

Cuando el desfibrilador está examinando el corazón de la víctima, nos avisa de manera sonora que no la podemos tocar. En ese momento el desfibrilador identifica si esa persona requiere de descarga, reconoce que el corazón está fibrilando o a entrado en parada. Únicamente se realizará la descarga si el corazón de la víctima lo necesita.

¿Y si aplico una descarga a alguien que no lo necesita?

Queremos hacer hincapié en esto para que podamos quitarnos el miedo de su utilización. Tras la descarga, si la víctima sigue sin respirar y no tiene pulso, seguiremos aplicando la maniobra de reanimación hasta que aparezcan los equipos de emergencia.

Es importante que cualquier desfibrilador disponga de mantenimiento para supervisar que todo está correcto de manera periódica. Tanto la batería como los electrodos tienen cierta caducidad.

La batería de un desfibrilador suele durar aproximadamente 5 años o 300 descargas. Y los electrodos hay que cambiarlos aproximadamente cada 2 años o 30 usos. Aunque no es imprescindible, la formación en RCP es cada vez más importante para afrontar con traquilidad una situación de este tipo.