B+SAFE | Grupo ALMAS INDUSTRIES
900 902 510
contacto@almas-industries.com

MR Fitboxing Studio Valdemoro cardioprotegido

DOC | Desfibrilador Operacional Conectado

MR Fitboxing Studio Valdemoro cardioprotegido

Los espacios donde se realiza cualquier tipo de práctica deportiva son especialmente sensibles en lo que se refiere a la salud de sus usuarios. Lugares como gimnasios, polideportivos, centros de alto rendimiento o de cualquier deporte específico, implican una actividad física continua que afecta de manera directa o indirecta al corazón y por lo tanto, a la salud cardiovascular. Muchos centros como MR Fitboxing Studio Valdemoro han optado por la cardioprotección con la instalación de un desfibrilador.

El Servicio de Cardiología del Centro de Medicina del Deporte asegura en sus últimos estudios que el aumento del riesgo cardiovascular está ligado, de algún modo, al nivel de intensidad de la práctica deportiva. Equipar un centro de este tipo con un desfibrilador resulta beneficioso no solo para la salud de sus socios, también para la de sus trabajadores.

MR Fitboxing Studio Valdemoro, centro cardioprotegido con desfibrilador. Desfibriladores en el deporte.

MR Fitboxing Studio Valdemoro, centro cardioprotegido

Invertir en proteger la salud de sus usuarios con la instalación de un desfibrilador es una de las mejores inversiones. Así lo ha hecho el centro dirigido por Miguel Ángel Fraile, con una media de 180 socios diarios. Es un centro cuya principal actividad es el fitboxing y que también lleva a cabo actividades de boxeo y entrenamientos personalizados para aquellas personas que persiguen un objetivo específico.

Según su Director, en MR Fitboxing Studio Valdemoro contar con un desfibrilador y personal formado en las maniobras de RCP es muy importante. Es una herramienta que salva vidas y a su vez aporta un plus de seguridad a sus socios. En MRFV se preocupan de la salud cardiovascular desde un punto de vista más amplio. No solo enseñan a realizar una buena actividad física, si no que también les orientan en llevar una dieta equilibrada, lo que ayuda a mantener controladas las enfermedades cardiovasculares.

En nuestro país se producen cerca de 30.000 paradas cardíacas al año, siendo esta una de las principales causas de fallecimiento. Muchas de estas muertes se producen fuera del ámbito hospitalario. Gracias a la instalación de desfibriladores de uso público los casos de parada cardiaca fuera del ámbito hospitalario pueden ser atendidos por las personas que se encuentren en ese momento alrededor. Sin embargo, la presencia de desfibriladores en España está muy por debajo de la media de países como Francia o EE.UU.

Otro de los factores que tiene un papel fundamental en la cardioprotección es la formación en las técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP). De acuerdo con la normativa, cada comunidad autónoma regula los pasos a seguir para instalar un desfibrilador y su mantenimiento. Esto es siempre con base al Decreto 16/2019 del 12 de marzo. Dentro de cada normativa se detallan las condiciones de las formaciones, como por ejemplo número máximo de asistentes, tiempo necesario de reciclaje, etc.

Aumentar la presencia de desfibriladores es responsabilidad de toda la sociedad. Solo de este modo podemos salvar vidas y reducir las cifras de muerte por paradas cardíacas.