B+SAFE | Grupo ALMAS INDUSTRIES
900 902 510
contacto@almas-industries.com

Desfibriladores en obras de construcción

DOC | Desfibrilador Operacional Conectado

desfibrilador para obra en construcción

Desfibriladores en obras de construcción

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) se enmarcan dentro del sector de la construcción aquellas empresas públicas y privadas que levantan edificios e infraestructuras. Según los últimos estudios, la proporción que representa la construcción en el producto interior bruto en los países industrializados es muy diferente.

Desde un 4 % del PIB en Estados Unidos, el 6,5 % en Alemania y el 17 % en Japón. No se caracterizan por ser empresas con un gran número de empleados, en el sector es bastante común utilizar las subcontratas para llevar a cabo los servicios de fontanería, electricidad, limpieza, etc.

Riesgos para la salud en las obras de construcción 

En el sector de la construcción los riesgos para la salud de sus trabajadores son muy amplios, en ocasiones los trabajos se llevan a cabo en situaciones delicadas. La exposición a riesgos en este sector no suele ser permanente ni duradera, pero sí puede ser repetitiva. Además, los trabajadores pueden mostrarse frente a exposiciones pasivas por parte de otros compañeros, que se pueden prever si se conoce el oficio que se desarrolla a su alrededor.

Riesgos físicos 

En el sector de la construcción los riesgos físicos están muy presentes, los trabajos se desarrollan en ambientes de frío, calor, ruidos extremos, lluvia, viento, etc. También se pueden encontrar radiaciones ionizantes y no ionizantes, y presiones barométricas extremas…

La maquinaria de construcción ha provocado que los niveles de ruido aumenten y que afecten directamente a la comunicación y la seguridad. Los riesgos derivados del calor o del frío surgen, en primer lugar, porque gran parte del trabajo de construcción se desarrolla a la intemperie, que es el principal origen de este tipo de riesgos. Por ello, los trabajadores sufren fuertes cargas de calor por radiación que se suma al calor producido por el esfuerzo físico. 

Las duras condiciones que hemos comentado hacen que el cuerpo esté sometido a un estrés que provoca un exceso de adrenalina y en particular del ritmo cardiaco sobre trabajos con barrenos de aire comprimido y martillos neumáticos, según algunos estudios pueden llegar alcanzar 150-160 pulsaciones por minuto.  Además, el trabajo se suele realizar en condiciones de frío, calor y humedad y con posturas forzadas y de fatiga. 

Frente a estas situaciones, los responsables en prevención de riesgo, aconsejan tomar todas las medidas necesarias para poder atender cualquier emergencia en el momento en el que se produce un accidente. En el caso de las paradas cardiorespiratorias es imprescindible contar con un desfibrilador en las inmediaciones para atender a la víctima en el menor tiempo posible y así aumentar sus posibilidades de supervivencia. Con la instalación de un desfibrilador (DESA) también se forma al personal de la obra en maniobras de RCP o reanimación cardiopulmonar.

Desfibriladores portátiles

Una opción recomendada para contar con un desfibrilador en entornos como las obras de construcción, son los desfibriladores portátiles. Estos DESA están incorporados en unos maletines robustos, protegidos de factores externos y que permiten su transporte.

desfibrilador portátil soportes
Distintos soportes para desfibriladores semiatomáticos

¿Necesitas instalar un desfibrilador?