Volumen X Fitness Center protege el corazón de sus clientes.

En los últimos años el número de personas que practica deporte se ha multiplicado en nuestro país. La corriente por llevar una vida más sana e incorporar nuevos hábitos que mejoren nuestras condiciones de salud, ha ayudado al crecimiento de centros deportivos y gimnasios.

¿Por qué incorporar un desfibrilador en el gimnasio?

Entre las medidas más aplaudidas por parte de clientes y responsables de centros está la instalación de desfibriladores. Hasta la fecha ya son diez las comunidades autónomas que han publicado normativas propias en materia de cardioprotección, en las que destacan los centros deportivos como zonas clave donde instalar desfibriladores.

En muchas de ellas se especifica que los centros deportivos, gimnasios o polideportivos tienen la obligación de instalar al menos un desfibrilador en sus instalaciones, a partir de determinada afluencia y con la correspondiente formación del personal en RCP y uso del dispositivo.

El gimnasio Volumen X Fitness Center, situado en Zafra (Badajoz) optó por instalar un desfibrilador DOC para la seguridad y cuidado de sus usuarios. Hablamos con el responsable del Centro sobre su papel en el fomento de la cardioprotección:

  • ¿Creeis que hay suficiente cultura de la cardioprotección en nuestro país?

Desde hace ya décadas se está haciendo un esfuerzo importante desde escuelas, institutos, universidades y organismos públicos por concienciar a estudiantes y a la población en general de la importancia de saber hacer correctamente una RCP o utilizar un DESA.

También va dirigida a profesionales  de diferentes sectores (sobre todo a los que desempeñan su función en espacios públicos), a quienes se exige poseer esta formación.  A pesar de que queda mucho por hacer, es camino el adecuado.

Practicar deporte de manera segura

  • En vuestro centro hay instalado un desfibrilador para poder actuar en caso de emergencia cardíaca. ¿Los motivos por los que cardioproteger el centro iban más allá que cumplir con la normativa? ¿Cuántos empleados se han formado en las maniobras de RCP y uso del mismo desfibrilador?

Actualmente la ley solo obliga a los centros deportivos con un aforo de más de 700 usuarios a tener el DEA, así como a personal formado y certificado para su uso.

El nuestro tiene un aforo muy inferior, sin embargo entendemos que un accidente cardíaco no entiende de cifras y si de víctimas humanas. No es admisible ni razonable que alguien muera por fibrilación ventricular en un centro deportivo que carece de desfibrilador porque dicho centro no supere esos 700 usuarios. Todo deportista debería sentirse seguro, en éste sentido, independientemente de que su centro tenga 200 usuarios, 100 ó 50.

Volumen X Fitness Center
  • En nuestro país no existe la obligación de presentar un chequeo médico o pruebas de esfuerzo para participar en eventos deportivos de carácter popular, como maratones o triatlones, mientras en países como Francia es obligatorio desde hace más de diez años. Como profesionales en la actividad física y el deporte ¿Consideráis que deberían de tomarse más medidas preventivas en este tipo de pruebas?

Por supuesto, además de la mencionada prueba de esfuerzo, creemos que su médico, que es quien conoce el historial clínico del participante, debería certificar que es apto para someterse al grado de esfuerzo que requiere la prueba. Otra opción, es pasarles un cuestionario PAR-Q (cuestionario pre-ejercicio) en el momento de la inscripción.

  • Como gerentes de un gimnasio que estáis en contacto constante con deportistas, ¿creéis que en general las personas que realizan ejercicio físico de manera habitual lo hacen de un modo responsable? 

Nuestra experiencia nos demuestra que hay muchos usuarios que se auto prescriben el ejercicio físico sin saber muy bien qué efectos tendrá en su organismo.

No se controlan las variables más importantes del entrenamiento, como son la intensidad y el volumen; y esto provoca sobrecargas musculares, sobre entrenamiento y en muchos casos lesión.

Sin embargo, el aumento de centros de Entrenamiento Personal en nuestro país indica un cambio de mentalidad. Cada vez más usuarios entienden que deben confiar su salud a un profesional de la Actividad Física y el Deporte.