Formación RCP y uso del desfibrilador durante COVID19

La pandemia del coronavirus ha supuesto un cambio en el paradigma social que afecta a todos los ámbitos de nuestra vida, sobre todo en el aspecto sanitario. La formación RCP (Reanimación Cardiopulmonar) y uso de uso del DESA supone modificaciones en los protocolos. 

En la actualidad, si somos testigos de una parada cardíaca fuera del ámbito hospitalario, debemos tomar una serie de precauciones para evitar el riesgo de infección por Covid19.  A continuación, enumeramos las modificaciones en el protocolo de reanimacion cardiopulmonar.

Formación rcp en tiempos de COVID19

El Plan Nacional de RCP ha publicado una serie de recomendaciones para aprender a practicar la reanimación (RCP) de acuerdo a unas pautas para los primeros intervinientes en caso de asistir una parada cardíaca: 

  • 1. ACERCARSE A LA VÍCTIMA CON SEGURIDAD

Antes de iniciar las maniobras de Soporte Vital Básico, compruebe que la zona es segura. La primera medida a tomar es comprobar si tanto víctima como rescatador llevan mascarilla, para evitar el efecto aerosol. Si dispones de protección individual, comienza con los pasos de la RCP:

  • 2. RECONOCIMIENTO DE PARO CARDÍACO

En contexto de COVID-19, el rescatador debe comprobar visualmente si la víctima está consciente y si respira. Para ello, observaremos si hay movimiento en el pecho, lo que determinará si respira, o no.

Durante el estado de pandemia no se realizan insuflaciones, ni ningún movimiento en torno a la vía aérea que comporte un mayor riesgo de transmisión:

  • No abrir la vía aérea con la maniobra frente-mentón.
  • No comprobar si respira con el movimiento “ ver, oír, sentir ”

En caso de que la víctima esté inconsciente pero presente una respiración anormal, hay que colocarlo en la posición lateral de seguridad y reevaluar su estado con periodicidad.

  • 3. PIDE AYUDA

Una vez reconocida la víctima, llama al 112 y activa el altavoz o manos libres del teléfono móvil para que las autoridades sanitarias te guíen y ayuden en el proceso.

  • 4. PEDIR UN DESFIBRILADOR EXTERNO SEMIAUTOMÁTICO (DEA)

Pide a otra persona que busque un desfibrilador. Si el lugar donde ocurrió el evento es una zona cardioprotegida, el  (DEA) será accesible.

  • 5. COMPRESIONES TORÁCICAS

Una vez has pedido el desfibrilador, debes comenzar las técnicas de RCP.

  1. Sitúa tus manos entrelazadas en el centro del pecho. Si tienes guantes de protección, es aconsejable que los utilices. 
  2. Con el talón de la mano, presiona con fuerza.
  3. Entrelazar los dedos e iniciar maniobras de RCP con solo compresiones torácicas a una profundidad aproximada de 5-6 cm y una frecuencia de 100-120/min. Durante la pandemia no intercales respiraciones boca a boca con las compresiones.

Continúa con las maniobras de RCP, hasta la llegada del desfibrilador.

  • 6. DESFIBRILADOR EN EL LUGAR DE LA EMERGENCIA
    • En caso de que el dispositivo no esté encendido, actívalo y tira de los parches .
    • Coloca los electrodos adhesivos sobre el pecho de la víctima: Uno primero a la altura de la clavícula derecha y otro en el costado izquierdo a unos 10 cm de la axila.
    • Seguir las instrucciones que emite el DESA.
  • 7. DESPUÉS DE LA REANIMACIÓN

Inmediatamente después de la reanimación, lávate las manos con agua y jabón o solución hidroalcohólica, para reducir el riesgo de transmisión por el contacto con la víctima. 

CPR first aid training class

Durante el estado de alarma aumentaron exponencialmente el número de casos por parada cardíaca en los hogares.

Durante el estado de alarma, la cantidad de  en paradas cardíacas que no recibieron asistencia antes de la llegada de los servicios de emergencia creció un 15%. Sin embargo, si se adoptan las medidas de  protección arriba indicadas, el riesgo de contagio es muy bajo y las posibilidades de salvar una vida si iniciamos la reanimación en el primer minuto ascienden al 90%.