B+SAFE | Grupo ALMAS INDUSTRIES
900 902 510
contacto@almas-industries.com

¿Un desfibrilador para mi casa?

DOC | Desfibrilador Operacional Conectado

¿Un desfibrilador para mi casa?

Según los últimos estudios de la Fundación Española del Corazón solo 3 de cada 10 españoles saben que saben hacer frente a un paro cardíaco y practicar las técnicas de reanimación cardiopulmonar pulmonar (RCP). Según el mismo estudio, menos de la mitad asocia el desfibrilador a la cardioprotección.

Con estos datos no sorprende que nuestro país con 10.000 desfibriladores registrados se encuentre a la cola de la cardioprotección en Europa; países como Francia cuenta con 100.000, Alemania 80.000 y en Reino Unido 50.000.

De todos modos, en los últimos años ha habido un aumento en el registro de este tipo de dispositivos debido sobretodo a la presión por parte de las instituciones y una mayor concienciación en la sociedad.

Compra o renting de un desfibrilador

En el mercado podemos encontrar varios tipos de desfibriladores, aquellos de uso público son los DESA (desfibriladores semiautomáticos) o DEA (desfibriladores automáticos). La diferencia está en que estos últimos emiten la descarga de manera totalmente automática, mientras los DESA necesitan que se pulse un botón para que se active la descarga. A pesar de que los DEA están cada vez más en desuso, sus siglas se siguen utilizando.

Está comprobado que el 80% de los accidentes cardiovasculares se producen en el hogar, de ahí la importancia de que todos estemos formados en las técnicas de RCP y sepamos dónde está ubicado el desfibrilador más cercano. Para ello, la Fundación Española del Corazón lanzó la aplicación colaborativa Ariadna, a través de la cual se pueden localizar y añadir los desfibriladores que nos encontramos a nuestro alrededor.

desfibrilador para casa

A partir de la crisis del COVID19 y sus consecuencias para la salud cardiovascular de las personas, son muchos los que se han interesado por cómo estar preparados frente a un accidente cardíaco. Contar con un desfibrilador en el hogar es cada vez más frecuente, por un lado gracias a que el precio de un desfibrilador ha disminuido el los últimos años y también la opción de compra facilita a los particulares poder contar con un DESA en sus casas.

Sin embargo, los expertos advierten que en caso de padecer de una enfermedad cardiovascular grave o avanzada los desfibriladores semiautomáticos no son suficientes y es necesario equipos más avanzados.