B+SAFE | Grupo ALMAS INDUSTRIES
900 902 510
contacto@almas-industries.com

Vida salvada en Málaga con un desfibrilador instalado en la vía pública

DOC | Desfibrilador Operacional Conectado

vida salvada málaga con desfibrilador

Vida salvada en Málaga con un desfibrilador instalado en la vía pública

El pasado miércoles un hombre de 66 años sufrió una parada cardíaca en plena vía pública en Málaga. Por suerte, en las inmediaciones estaba una enfermera que cogió uno de los desfibriladores DOC instalados en tótems en la vía pública. Esta actuación, permitió la vida salvada de la persona.

La victima no sufrió la parada de manera fulminante, sin embargo, según cuenta la enfermera, estaba inconsciente y las constantes comenzaban a fallar. Una tercera persona le acercó uno de los desfibriladores DOC que se encuentran instalados en la vía pública. Después de una primera descarga, la víctima comenzó a recuperar la consciencia.

En este caso, la enfermera aplicó el masaje cardiaco tal y como marca el protocolo. Después de reconocer a la víctima, entrelazó sus manos y a la altura del pecho aplicó las compresiones torácicas. La enfermera destacó la importancia de instalar estos aparatos en “todos los sitios”, ya que, una vez más, el DESA junto a las técnicas de RCP han sido claves para salvar su vida.

El proyecto de Málaga ‘Ciudad Cardioprotegida’ contempla la instalación de desfibriladores en diferentes puntos y vías públicas de la localidad. También en los vehículos policiales, que incluyen un desfibrilador para atender emergencias cardíacas.

La importancia de la formación en el uso de desfibriladores: vida salvada gracias a la rápida actuación

Los desfibriladores externos semiautomáticos (DESA) están diseñados para que cualquier persona pueda utilizarlos. Dan instrucciones por voz para ayudar a la persona que asiste a la victima. Sin embargo, si todos supiéramos cómo utilizarlos, la asistencia sería mucho más rápida y efectiva.

Los cursos de formación en RCP/SVB y uso del desfibrilador son obligatorios con la adquisición de un desfibrilador. Sin embargo, es posible formarse sin necesidad de contar con un DESA en el trabajo, comunidad de vecinos, etc. Los cursos formativos son en grupos de 5 a 6 personas, impartidos por personal formado en primeros auxilios. Su contenido está regulado por cada una de las Comunidades Autónomas y hacen que la ciudadanía pierda el miedo a actuar ante una parada cardíaca.